Hormigón pulido

El hormigón pulido se ha convertido en una fuerte tendencia durante estos últimos años. Y es que las construcciones con pavimento pulido se han vuelto populares debido a su fácil mantenimiento a través de los años, tanto para propiedades comerciales así como para las residenciales. Otro factor a considerar es el avance de tecnología en el tratamiento del hormigón pulido y en el equipo que se requiere para su instalación.

Claro que cuando te pones a pensar en el desempeño superior y durabilidad que posee el hormigon pulido a comparación de otros materiales, es fácil deducir porque se usa preferentemente en lugares como oficinas, almacenes y centros comerciales. Pero antes de continuar detallando más sobre porque deberías optar por instalar un pavimento pulido, primero veamos lo básico: ¿Qué es el hormigón pulido?

Se trata de un derivado del hormigón que pasa por un proceso especial de lijado y pulido, lo que le permite obtener un aspecto más estético y refinado, y a la vez le brinda una nueva característica: la posibilidad de iluminar de forma considerable cualquier instancia donde se encuentre ubicado gracias a sus grandes capacidades reflectoras, sin la necesidad de perder sus otras cualidades de resistencia y color.

Hormigón pulido - Una gran ventaja para los pisos de hoy en día

Ahora, veamos algunas de las muchas ventajas de utilizar este material en nuestra construcción:

  • Obtén más seguridad – Al utilizar este tipo de pavimento, tienes acceso a un tratamiento especial que se le da a los pisos pulidos y cuya tecnología avanzada está diseñada para brindarle una contextura antideslizante. Evitar accidentes es vital en cualquier construcción, y el hormigón pulido te da esta ventaja.
  • Los costos de mantenimiento más bajos – Cualquier tratamiento de limpieza aplicado a este tipo de piso cumplirá su objetivo de forma rápida y efectiva. Debido a que la superficie es densa y dura, no hay cabida para que se forme suciedad o haya grietas donde se esconda, así que limpiar tu pavimento será más fácil que nunca.
  • Incrementa la luz ambiental – Como comentábamos antes, este tipo de pisos pueden acabar con una superficie altamente reflectante que esparcirá la luz del ambiente por todo el lugar. Esto hará el ambiente más agradable y puede ayudarte a reducir costos de energía.
  • Durabilidad – El pavimento pulido es extremadamente durable ya que se integra directamente al concreto. No se astilla o genera grietas. Por ello frecuentemente es elegido para colocarse en lugares de trabajos industriales, ya que resiste mucho más peso, a diferencia de sus competidores que se rompen o dañan al mínimo exceso de peso.

Para finalizar también podemos agregar que utilizar pavimento pulido puede tener una ventaja adicional muy interesante: Es posible que tu pavimento se vuelva más duro con el paso del tiempo. Si tú pules aún más tu pavimento pulido después de limpiarlo y utilizas algo llamado densificador de concreto, la superficie del piso se volverá incluso más densa, y tendrá mucha más resistencia ante manchas y derrames. Además, una vez instalado, no es necesario colocar cualquier otro tipo de revestimiento o sellador (a diferencia de otros pisos). Una vez que hayas instalado tu pavimento con hormigón pulido, no tendrás que reemplazarlo de nuevo por muchos, muchos, muchos años. Decídete ya mismo y comienza a disfrutar los beneficios de este material en tu propia obra.

Hormigón pulido Hormigón pulido